miércoles, 9 de septiembre de 2009

Material de Formacion Etica y Ciudadana 9º año 2009

CAPITULO Nº 1
TEMA: La Dignidad Humana
Subtema:
La igualdad de los seres humanos
Podríamos responder afirmativamente que sí, si identificáramos “ persona” con “ser humano”. Pero ¿ estas palabras quieren decir lo mismo?. Es muy común que las utilicemos como sinónimos; sin embargo, encierran significados diferentes. Hablamos de seres humanos para reconocernos como especie de seres vivos, distinta de los animales y de los vegetales.
Al decir personas, nos estamos refiriendo a individuos que no sólo viven en la tierra, respiran, se alimentan y se reproducen, sino que también comparten su existencia con otros, aman, sufren, luchan por sus ideales, producen, crean su cultura, organizan la vida en comunidad.
Una de las principales características que convierte a los seres humanos en personas es su relación con otros seres humanos, es decir, el contacto social, la convivencia cotidiana.
Las personas somos fundamentalmente iguales por nuestro origen y por nuestro destino. Esto significa que todos somos iguales en nuestra naturaleza humana.
Somos:
Ø libres
Ø capaces de amar
Ø de pensar
Ø de razonar
Ø construir la historia
Estos elementos que nos igualan a todos los seres humanos y nos distinguen de las plantas y los animales conforman nuestra dignidad
La dignidad humana no se basa:
Ø en el color de la piel
Ø la religión
Ø la cantidad de dinero que se posee
Por encima de estas diferencias somos seres humanos, somos igualmente personas, con el mismo derecho a vivir plenamente.
La convivencia es el resultado de la experiencia de la relación con los otros.
La convivencia es la base de la comunidad.
Es posible a partir del respeto por los principios de igualdad, justicia y libertad.
La dignidad humana no es atributo que cada persona tenga por sí sola, independientemente de los demás.
La persona adquiere su dimensión humana al encontrarse con los demás en una relación de igualdad y pierde su dignidad cuando degrada o es degradado por otro.

Subtema:
La Convivencia
Introducción
Vivimos en compañía de otros, en la misma casa, en la misma escuela, en la misma ciudad. Compartimos con otros un mismo tiempo, un mismo mundo.
Los seres humanos buscamos el encuentro entre personas, entre grupos, entre países, deseamos que ese encuentro sea rico, sano y creador.
Desarrollo
Los seres humanos tenemos una vida personal individual y una vida social, que desarrollan e integran el marco de la convivencia social.
La convivencia cuenta con tres elementos fundamentales: La tolerancia
La solidaridad
El respeto
Ser tolerante en la convivencia implica, ser capaz de admitir y respetar las opiniones y las acciones de los demás.
Ser tolerante significa ser comprensivo y capaz de “negociar” las desavenencias o los desencuentros con los demás.
La solidaridad: es una actitud de participación y apoyo frente a los problemas, actividades e inquietudes de los demás.
Uno puede ser solidario, con una tarea y, por eso, participar en ella.
Se puede ser solidario con alguien que tiene dificultades, aun cuando no lo padezcamos en carne propia, o con quien vive situaciones de carencias, duelo o con quien tiene dificultades para aprender, entre otras.
El respeto está en la base de la tolerancia y la solidaridad.
Uno respeta al hermano menor cuando lo cuida porque todavía no puede hacer muchas cosas por si mismo.
Uno respeta a los demás cuando los trata con consideración, atención y cortesía, pues reconoce su condición de seres humanos.
A veces respeto significa obedecer una orden, cumplir con una norma, cuando su cumplimiento permite, llevar a cabo una tarea.
No nacemos siendo tolerantes, solidarios y respetuosos, aprendemos a “dar y recibir”, cuando somos pequeños recibimos muchas cosas, alimento, cariño, como otras tantas cosas más, y esa experiencia de recibir e la que permite que desarrollemos nuestro deseo de dar.
LAS RELACIONES HUMANAS
Las distintas formas que puede asumir una comunidad son formas de convivencia.
Una persona puede vivir siempre peleando con otras, enojada porque no se hace lo que quiere, puede vivir sin preocuparse por las necesidades personales y familiares, por los proyectos personales y compartidos. Puede vivir, diríamos, de manera desinteresada.
También es posible vivir de otra manera, tratando de conocer las necesidades de los demás, dialogando, llevando a cabo proyectos en común con otras personas, es decir “negociando” y haciéndose responsable de las distintas funciones que cada uno desempeña.
La negociación es una manera posible de hacer las cosas. En una negociación, los distintos implicados manifiestan cuáles son sus intereses y aspiraciones, por ejemplo, acerca de una tarea que es necesario realizar grupalmente.
Puede existir el caso en el que las personas que tienen que llevar adelante esa tarea tengan intereses incompatibles, modos de pensar opuestos, que produzcan roces, conflictos, tensiones. Negociar significa limar esas asperezas estableciendo pactos y compromisos de cooperación. En este sentido, la negociación es una vía útil para conocernos mejor a nosotros mismos y a los demás, para aclarar lo que pensamos y flexibilizar nuestras posiciones.
Por ejemplo: en la escuela se nos pide que hagamos un trabajo grupal, tendremos que establecer acuerdos entre los miembros del grupo, es decir, “negociar” el tema a elegir, el modo de hacer el trabajo, las responsabilidades que cumplirá cada miembro del grupo, el tiempo que le dedicaremos a la realización de la tarea y lo que hará cada uno para que los demás cumplan con lo pactado.
La forma en que vivimos los seres humanos está, en alguna medida, en manos de todos, porque todos tenemos aspiraciones y posibilidades y gozamos de la capacidad responsable de ser creadores del mundo en el cual queremos vivir.
LA LIBERTAD DE VIVIR EN LA DUDA
Autor: Donald W. Winnicott
El Niño y el Mundo Externo
Ediciones Hormé , Buenos Aires, 1980
Para poder aprender a dar y recibir es necesario el desarrollo de relaciones en las cuales exista la posibilidad de que los términos de la relación –madre/ hijo, maestro/ alumno- tengan iguales posibilidades de conocer y desarrollar sus iniciativas y capacidades. En estas relaciones no debe haber una persona sometida a otra, por el hecho de ser menor o más débil.
La familia y la escuela son instituciones en las que aprendemos a establecer relaciones personales que favorecen la convivencia. No se aprende a convivir sólo a través de clases, de libros o mediante el aprendizaje de normas que indican qué hacer o qué no hacer. Dice Donald Winnicott, un psicoanalista inglés que estudio la relación de niños con los padres y los maestros: “De cualquier modo, la educación no vale gran cosa, aun cuando las materias sean bien enseñadas, si falta esa lección, “dar y recibir”,o si queda anulada por el predominio de una personalidad sobre otra (...).el éxito ( en la escuela) puede significar, simplemente, que un niño ha descubierto que la manera más fácil de manejar a un maestro, una materia en particular, o la educación en conjunto, consiste en someterse, en estar con la boca abierta y los ojos cerrados, o en tragárselo todo sin una inspección crítica.
(..) tal estado de cosas es insatisfactorio en lo relativo (...). el dictador lo sabe muy bien, y obtienen poder ofreciendo una vida libre de toda duda. ¡ Qué aburrido! ”.
Guía de lectura
¿Por qué dice Winnicott que aceptar todo lo pedido por un docente es una manera fácil de manejarlo?.
¿Qué espera Winnictt de los alumnos? ¿Y de los docentes?.
¿Por qué es aburrido? ¿Están de acuerdo?.
Subtema:
La noción de la dignidad a través del tiempo
La noción de dignidad humana estuvo siempre presente en la historia de los distintos pueblos y en las distintas culturas del mundo.
A medida que fue pasando el tiempo varones, y mujeres fueron descubriendo que “Ser Digno” significaba cada vez más cosas.
En la edad media eran considerados dignos los REYES, NOBLES Y GUERREROS, por el honor que les era conferidos.
Los ARTESANOS Y CAMPESINOS eran considerados inferiores y vivían en condiciones de máxima pobreza.
En la edad moderna la Revolución Francesa (1789), con sus ideales de “ libertad, igualdad y fraternidad para todos los seres humanos. Tuvo innegable impulso por la idea de que todos los hombres tienen la misma dignidad por el solo hecho de ser parte de la gran familia humana.
El siglo XX con dos conflictos bélicos Primera y Segunda Guerra mundial, donde se produjeron millones de personas muertas y todo tipo de violaciones en contra de la dignidad de las personas.
Los horrores de la guerra produjeron una reacción de los pueblos del mundo iniciaron un camino hacia el acuerdo para que la dignidad humana no deba ser avasallada.
En el siglo XXI los derechos de las personas siguen siendo violados. Es imprescindible renovar el compromiso de todos, y construir una comunidad basada en el respeto por la dignidad y los derechos humanos.
Los sucesos del ataque a las Torres Gemelas en EEUU, y el último atentado del 11 de Marzo de 2004, en España pone de manifiesto una nueva forma de generar violencia y terror, siendo las victimas personas civiles.
La invasión de EEUU al estado de Iraq, es una clara demostración de que el mundo se conduce a través del principio del más fuerte, sin pensar el sufrimiento de las personas, en donde los más castigados son los niños y los ancianos, como consecuencia del terrorismo en el mundo los derechos humanos son violados y en algunos casos ni considerados, la reflexión que debemos hacer es quien se hace cargo de estas violaciones y las victimas.
Subtema:
La igualdad en la diferencia
Las personas somos iguales por naturaleza ¿En qué nos diferenciamos entre las personas y sí afecta la dignidad humana?.
Los seres Humanos somos diferentes y las personas son distintas y viven vidas distintas: por ejemplo:
Ø algunas personas son varones y otras mujeres.
Ø algunas son mayores y otro son niños.
Ø algunas son más hábiles para el deporte que otras.
Ø algunas tienen especial sensibilidad para el arte.
Ø algunas personas tienen puestos directivos y otras no.
Ø algunas personas son profesionales, otros son obreros y otras están desocupadas.
Pero ninguna diferencia contradice el hecho de que todas las personas son iguales en su naturaleza humana, fuente de su dignidad y base fundamental de la justicia y el derecho. Las sociedades humanas asisten con frecuencias a conflictos entre sus miembros que toman como base un número limitado de señas de identidad.
Ø La lengua
Ø El color de piel.
Ø La religión
El mundo queda dividido en unos pocos grupos. Vistos simplificadamente, como homogéneos por ejemplo.
Ø Negros y blancos.
Ø Cristianos, judíos y musulmanes.
Las señas de identidad son los fundamentos para afirmar la superioridad de un grupo sobre otro, dando lugar al fenómeno de discriminación. La discriminación: es una grave ofensa contra el ser humano. Algunas desigualdades creemos que están fundados en motivos naturales, cuando en realidad las pautas culturales y la sociedad han creado esta situación. Antes se creía que las tareas naturales de la mujer era la de ser madre y ama de casa. Hoy se entiende que la vinculación de la mujer a las tareas del hogar es una cuestión cultural.
Subtema:
La dignidad Humana como valor fundamental
El código ético o moral de una sociedad no suele estar escrito en ningún libro.
Es un lenguaje que se transmite de generación en generación y contiene normas, valores, los deberes y derechos básicos que permiten el funcionamiento social.
El código sufre transformaciones; algunas normas caen en desuso y otras nuevas las reemplazan durante el tiempo.
Las normas se institucionalizan; son establecidas y sancionadas por el estado y forman parte del derecho de la sociedad. Ley de transito.
Las normas son reglas que indican formas de actuar.
Los Valores
Los valores son principios y creencias a partir de los cuales se juzgan las acciones humanas calificándolas como dignas o no de ser realizadas.
Las personas pueden no aceptar las reglas, tienen la libertad de hacer algo que deseen siempre y cuando no haya alguien que tenga derecho de impedirlo.
Hay exigencias éticas que se fundan en el hecho de ser personas, y ninguna persona o comunidad puede desconocer. La dignidad humana es el valor fundamental que debe regir la vida individual y social.
Los contenidos esenciales de ese valor fundamental que es la dignidad del ser humano son:
Ø La justicia.
Ø La paz.
Ø La promoción del bien.
Ø La búsqueda de la verdad.
Ø La solidaridad.
Ø La tolerancia y.
Ø El respeto.
Las personas tenemos diferentes modos de pensar, el respeto por la dignidad humana incluye también el respeto y la comprensión de los valores de las personas con las que vivimos.
Subtema:
La dignidad humana y los derechos humanos
Las personas poseen una serie de derechos que son reconocidos y garantizados sin ningún tipo de discriminación social, económica, jurídica, política o ideológica, a estos derechos se los denomina derechos humanos.
El respeto por los derechos humanos es condición indispensable para lograr una existencia acorde con la dignidad de las personas y una convivencia humana sobre bases sólidas.
Todos los seres humanos tienen derecho:
Ø A la vida.
Ø A la libertad.
Ø A la seguridad de nuestra persona.
Ø A la educación.
Ø A trabajar, a elegir libremente una ocupación.
Ø A una vivienda digna.
Ø A servicios médicos, sociales.
Ø A una nacionalidad.
Ø A la libertad de pensamiento, de opinión y de religión.
Ø De contraer matrimonio
Ø De formar una familia que ha de tener el derecho de ser protegida.
Los derechos humanos, tal como los entendemos en la actualidad, no aparecen en la conciencia de los hombres de una vez y para siempre, como algo bien definido.
Los derechos humanos surge de una experiencia negativa y se capta la importancia de un valor, velado aún y sin expresión clara, pero capaz de promover en los hombres la conciencia de “lo que debería ser”. Así surgen imperativos que se plasman en declaraciones e instrumentos jurídicos universales.
Subtema:
El papel del Estado en el respeto de la dignidad humana.
Los derechos humanos tienen su origen y fundamento en la naturaleza humana, en la práctica, su respeto es logro de las sociedades humanas, condicionadas por su situación histórica concreta.
Los países del mundo han expresado su compromiso con la promoción y el respeto de estos derechos fundamentales para la dignidad de las personas, al conformar una organización internacional que intenta velar por el respeto de estos derechos: la Organización de la Naciones Unidas (ONU).
Para que puedan gozar de sus derechos es necesario la construcción de un orden social justo y la acción de un estado que los organice y los haga cumplir.
Las Naciones Unidas, tienen capacidad para declarar principios y recomendarlos a los estados miembros.
Debido al principio de no intervención, no pueden ordenar a un país que cumpla en materia de derechos humanos.
Cada estado es independiente y soberano, por lo tanto ninguna autoridad internacional puede exigir el cumplimiento, ya que cada pueblo debe trabajar para el cumplimientos de los derechos humanos.
Los estados deben dar mayor difusión, y enseñar los derechos humanos, y así lograr que se tome conciencia de las declaraciones dictadas por las organizaciones internacionales y el estado debe garantizar el cumplimiento de los derechos de las personas y de esa manera se estará respetando la dignidad humana.
Nosotros debemos conocernos y conocer nuestra realidad en la que vivimos; cultivar nuestro deseo de transformarnos y de transformar nuestra realidad. Tomar conciencia de que todos vivimos en comunidad y somos iguales en dignidad y derechos, así estaremos aportando nuestro granito de arena en la construcción de un mundo más justo y solidario.


FIN CAPITULO Nº 1


Bibliografía: Formación Ética y Ciudadana 9º año Editorial Santillana
Educación Cívica 2º Año Editorial Santillana
Otras Bibliografías



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada